Volkswagen lanza el Polo R WRC edición limitada con potencia de 220 CV

16 enero 2013

Coincidiendo con el estreno del Polo R WRC en el Rally de Montecarlo, Volkswagen lanza una edición limitada a 2.500 unidades con todo el estilo WRC y 220 CV de potencia. El Polo R WRC es un deportivo que promete no desilusionar a los que busquen una experiencia de manejo al límite, equipado con un potente motor 2.0 TSI de 220 CV, asociado a una transmisión manual de seis marchas, cpaz e acelerar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 243 km/h.

Volkswagen lanza el Polo R WRC edición limitada

Volkswagen lanza el Polo R WRC edición limitada

Fiel a su hermano mayor de rally cuenta con detalles específicos como carrocería Blanco Puro, con las carcasas de los retrovisores exteriores en negro, spoiler trasero específico R en negro brillante, inscripción R en la parrilla delantera y WRC en los laterales, vinilo con diseño WRC, llantas exclusivas de aleación ligera «Cagliari» de 18” calzadas con neumáticos 215/35 R18 y pinzas de freno pintadas en azul.

El equipamiento del Polo R WRC incluye asientos delanteros deportivos WRC en Alcántara y calefaccionables, pedalera en aluminio, volante multifunción con logo WRC y costuras en azul, climatizador automático «Climatronic», diferencial XDS, faros Bi-Xenón autodireccionales con luz diurna LED, paquete Night & Polo y sensor de estacionamiento trasero, además de sistema de radio navegación RNS 315 con pantalla táctil de 5” y 6 altavoces.

El equipamiento del WRC incluye el equipamiento del GTi mas airbag de cortina trasero, airbag del acompañante desactivable, lavafaros térmicos y automáticos, espejo interior antideslumbrante, sensor de lluvia, retrovisores exteriores regulables eléctricamente y calefactables y auxilio de acero 6J x 16.

El Polo más potente de la historia se comercializará en todo el mundo y ya se puede reservar, en Europa tendrá un precio de 34.650 €, esperando las primeras entregas para el último trimestre del 2013.

Daniel Panzera

Daniel Panzera

Deja un comentario